Colección O
Agotado

Palabra de cocodrilo

Iván Suárez

ISBN 978-84-934516-7-7

14,00

Este producto está agotado.

INFORMACIÓN
  • Páginas 48 págs.
  • Encuadernación cartoné
  • Medidas 25x23 cm
  • Publicación septiembre 2005

Como el viejo cocodrilo quería llegar al río, y Bamako necesitaba cruzar a la otra orilla, ambos decidieron ayudarse mutuamente. Pero cuando el cocodrilo estaba en el agua, le entraron unas ganas irresistibles de comerse al niño. «No es justo, hemos hecho un pacto», se quejó el pequeño. Decidieron consultar al árbol y al burro, pero los dos animaron al reptil a comerse a Bamako y vengar así los abusos de los hombres contra los animales.


Descripción

Como el viejo cocodrilo quería llegar al río, y Bamako necesitaba cruzar a la otra orilla, ambos decidieron ayudarse mutuamente. Pero cuando el cocodrilo estaba en el agua, le entraron unas ganas irresistibles de comerse al niño. «No es justo, hemos hecho un pacto», se quejó el pequeño. Decidieron consultar al árbol y al burro, pero los dos animaron al reptil a comerse a Bamako y vengar así los abusos de los hombres contra los animales. Entonces, la liebre, con su astucia, le da la vuelta a la situación, y finalmente todo acaba bien.

 

Desde siempre, los seres vivos han tenido una gran importancia en las mitologías de África: el cocodrilo vigila la armonía del mundo, muchas veces alterada por el hombre; el burro representa la humildad y la paciencia; el árbol es el símbolo de la vida; y la liebre encarna la inteligencia y la sabiduría.

 

Precisamente, en este cuento gracias a la astucia de la liebre se resuelven los conflictos. De las muchas versiones que circulan por el mundo, Iván Suárez escoge como base, un cuento recogido en Burkina Faso. Mientras en otras variantes, el hombre paga el favor de los animales con malas acciones, esta historia nos recuerda que los humanos también se equivocan, y anima a que todos nos impliquemos desde la infancia con el planeta.

Bamako será el verdadero héroe de esta historia, porque no sólo no huye de la muerte, sino que su conducta representa un ejemplo de nobleza y respeto hacia los seres vivos y hacia la naturaleza.

En las ilustraciones, Iván Suárez juega con encuadres y perspectivas altamente sugerentes, que recrean una atmósfera en la que se combinan dureza y ternura.

 

Texto e ilustraciones de Iván Suárez, a partir de un cuento popular de Burkina Faso