Colección Q
Ahora mismo este producto está agotado.

¡Maldito diente!

Pep Bruno & Amrei Fiedler

ISBN 978-84-9871-468-5

15,50

Este producto está agotado.

Un diente se mueve

y nos incordia al comer, al hablar…,
pero no hay manera de que se caiga:
¡ahí sigue como si tal cosa!

 

A veces, todo resulta muy sencillo:
das un mordisco a una manzana y, de pronto, ¡zas!,
esa muela que se movía, se cae.
Estás en clase de matemáticas
y, al hacer una multiplicación, ¡zas!,
ese diente que se movía, se cae.

 


Descripción

Un diente se mueve

y nos incordia al comer, al hablar…,
pero no hay manera de que se caiga:
¡ahí sigue como si tal cosa!

 

A veces, todo resulta muy sencillo:
das un mordisco a una manzana y, de pronto, ¡zas!,
esa muela que se movía, se cae.
Estás en clase de matemáticas
y, al hacer una multiplicación, ¡zas!,
ese diente que se movía, se cae.

 

Pero otras veces, como ocurre en este libro, no es fácil, ni mucho menos. Para estos casos difíciles, el escritor Pep Bruno y la ilustradora Amrei Fiedler presentan una serie de propuestas divertidas, imaginativas y un tanto surrealistas, que no garantizan al cien por cien que el diente acabe cayendo, pero sí carcajadas.

 

Estamos ante un manual literario y gráfico para que los niños se enfrenten, con desparpajo y sin complejos, a esa etapa difícil y poco agradable de la caída de los dientes de leche. Para ello, como siempre, no hay nada mejor que refugiarse en el humor.

 

Así, hay métodos clásicos como atar un hilo al diente y, por el otro extremo, al pomo de una puerta, a la espera de que alguien abra la puerta y, ¡tachán!, se lleve el diente; o más románticos, como darle un beso a alguien; o científicos, en los que se aplica el principio de Arquímedes.

 

El favorito de Amrei Fiedler es el “Entretenido”, basado en un circuito (piezas de dominó, canicas, péndulos…), cuyo desenlace consiste en un martillo que dé directamente sobre el diente en cuestión.

 

De este modo, ¡Maldito diente! no es solo un hilarante abanico de estrategias, cada cual más desternillante, para acabar con el molesto bailoteo de un diente. Este manual se convierte también en fuente de inspiración para otros ingeniosos usos, como apunta la propia ilustradora, a quien le gustaría construir “una máquina como la del Método Entretenido pero con una función diferente, como un reloj despertador o una máquina para alimentar gatos”.

 

Lo que revelan las palabras de Amrei Fiedler es la facilidad para que cualquier lector se sienta identificado con alguna de las propuestas de esta completa guía, resultado de una “exhaustiva búsqueda” de Pep Bruno, junto a su hijo.

 

“Preguntamos a amigos y enemigos, consultamos libros, viajamos a otros continentes y sobre todo, probamos uno tras otro, en nuestras propias carnes, los diversos métodos de los que tuvimos noticia”, relata el escritor, con el mismo humor que destila el cuento.

 

 

En definitiva, una investigación que el lector puede disfrutar, junto a unas ilustraciones, realizadas con pequeños pinceles y acrílicos, llenas de curiosos detalles que invitan a nuevas y divertidas lecturas, sobre todo si nos paramos a observar los cuadros que aparecen recurrentemente en sus páginas. “Enseñan detalles de mi vida”, descubre sobre ellos la artista alemana, quien precisa que algunos, como los pingüinos o los robots, son “pequeños regalos secretos” para sus amigos.

 

Aunque ¡Maldito diente! es su primera colaboración con OQO, ya tiene en su haber libros editados y premios por sus ilustraciones. Una característica de sus trabajos es que siempre aparecen gatos, seguro que también en este: ¿Quieres comprobarlo?

 

 

Texto de Pep Bruno

Ilustraciones de Amrei Fiedler