Colección Q
Ahora mismo este producto está agotado.

El caballero Pepino

Carmen Gil & Anna Castagnoli

ISBN 978-84-96788-14-5

14,00

Este producto está agotado.

Pepino piensa que convirtiéndose en valiente caballero será digno del amor de la princesa rigoberto. Después de muchas andanzas y aventuras en las que va sacando de apuros a cualquiera que le salga al paso, Pepino llega al castillo con una pinta estrafalaria y poco caballerosa; no consigue trofeos de guerra, pero su bondad y generosidad tendrán felices consecuencias.

 

 


Descripción

Pepino piensa que convirtiéndose en valiente caballero será digno del amor de la princesa rigoberto. Después de muchas andanzas y aventuras en las que va sacando de apuros a cualquiera que le salga al paso, Pepino llega al castillo con una pinta estrafalaria y poco caballerosa; no consigue trofeos de guerra, pero su bondad y generosidad tendrán felices consecuencias.

 

 

Con una clara voluntad de resaltar la importancia de los grandes valores humanos, Carmen Gil crea un divertido y tierno personaje, capaz de ganarse el afecto de todos. En la expresión de Pepino palpita el aliento de los antiguos y nobles caballeros con ansia de justicia. Pero la autora va más allá: con prosa ágil y sin renunciar a su tono lírico habitual, engarza con maestría párrafos geniales, por los que desfilan divertidos personajes del mundo de la fábula. También hay momentos que parecen sacados de una novela de caballeros, sensibilidad romántica y una manera de expresarse humorística e irónica, que ridiculiza con astucia los comportamientos violentos e irracionales en torno a las batallas. Los sucesos están narrados al estilo de la tradición oral, con diálogos frecuentes y un lenguaje sencillo que le hará sentir al lector el valor de las pequeñas cosas y la importancia de la conducta individual, al margen de ideas o creencias convencionales que a poco que se reflexione, resultan absurdas.

 

Por su parte, Anna Castagnoli presenta un collage integrado en la técnica pictórica tradicional, en un trabajo muy elaborado, minucioso e innovador. Juega con los escenarios de la historia y consigue involucrar al lector con poéticas imágenes que inciden sobre los sentimientos. Por último, hay que destacar el afán de la ilustradora italiana por retratar las distintas personalidades de cada uno de los personajes, los cuales, describe con delicados recursos plásticos, al igual que el ambiente.

 

Texto de Carmen Gil

Ilustraciones de Anna Castagnoli